La propuesta de la compañía es llevar al público a través de las obras, a un viaje reflexivo, emotivo y profundamente introspectivo, abriendo la puerta al dialogo y el debate. Después de  la función se realiza un conversatorio con la audiencia, que puede ser guiado por organizaciones de derechos humanos, en establecimientos educacionales o con público general, con el fin de educar, entregar información y generar conciencia.

Las obras han sido vistas en Argentina, Chile, Uruguay, México y Perú.